¿Marca personal o Marca general? y claves para un buen Naming

En muchas ocasiones, cuando trabajo con clientes nuevos, que acuden a mí para que realice su identidad de marca, muchos vienen con un ·pequeño· problema, no saben como llamar a su empresa. Otros en cambio acuden a mí con unas ideas traídas de casa que suelen estar concebidas por gustos personales relacionados con su sector, apellidos, nombres que ellos inventan o crean que en algunos casos no están mal pero que en la mayoría de ellos hay que darles una vuelta.

En este post de mi blog contaré algunos ejemplos de casos que he tratado y expondré una serie de detalles y consejos a tener en cuenta para conseguir el nombre perfecto para tu proyecto o empresa, lo que se conoce como Naming.

Para empezar la construcción de cualquier imagotipo el procedimiento pasa inevitablemente por bautizarlo, este proceso también llamado Naming es la base desde la que se construye cualquier proceso de creación de marca. Un correcto Naming no es una tarea fácil si se pretenden obtener buenos resultados.
Para que el imagotipo o la marca sea reconocida y asociado a su finalidad se requiere de un buen estudio acerca de la propia marca y del sector al que
va dirigida.

¿Por donde empezamos?

Tormenta de ideas, consejos de amigos, rebuscar entre la competencia…todo puede ayudar pero hay cosas que hay tener en cuenta si quieres encontrar el nombre perfecto para tu marca y obtener buenos resultados tras los ·aveces· tediosos procesos para conseguirlo.

Dependiendo de como quieras orientar el Naming de tu marca, si prefieres trabajar, por ejemplo, con tu nombre porque quieres que tu proyecto tenga una marca personal, tendrá un procedimiento u otro, en este caso, hazlo agregando uno de tus apellidos, el que mejor te suene, con esto conseguirás crear un “nombre-firma” que dará más personalidad a tu negocio, lo hará mas reconocible, único y de cara al SEO te ayudará. Utilizar tu nombre a secas, a no ser que tengas un nombre muy peculiar, único y que suene bastante bien y no sea asociado a otra marca o persona ya conocida, puede funcionar, pero no es una norma habitual, por lo que uniendo tu apellido, tu marca será única.

Si lo que has pensado es unir silabas de tu nombre y apellidos junto a las de tu servicio, intenta no crear una palabra sin sentido y que suene mal, agrega o quita letras pero el resultado final debe sonar bien, y tener coherencia, no es lo mismo una unión de silabas con sentido y que se recuerde y pronuncie fácilmente a una que contenga iniciales o sílabas que no suenan a nada, cuesta pronunciar y no se logre memorizar.

Hay quienes toman la decisión de usar el nombre de su ciudad o localización geográfica para crear su Naming, uniendo estos de igual manera que en el caso anterior a sus apellidos o para más inri a otra localización. Nadie te lo prohíbe pero tu marca fuera de sus fronteras no tendrá tanto sentido y normalmente no terminan de sonar muy bien.

Aquí en mi ciudad, Algeciras, muchas empresas optan por llamarse Alge-tal, Alge-cuál o AlgSur-tal-cuál, a esto me refiero con evitar recurrir a localizaciones geográficas en los nombres de las empresas o negocios si no son únicamente locales. Pero si una de estas empresas, mañana quiere montar una franquicia o una delegación en otra ciudad, pongamos, Marbella, o tendrá que adaptar el nombre a esa ciudad: Marb-tal, perdiendo así su reconocimiento local como marca, que ya disfrutaba en su ciudad natal, o tendrá que cambiar de nombre en general para globalizar todo este embrollo, y eso, son gastos extras.
Algo similar pasa con las orientaciones sur, norte, este y oeste. Llamar Sur-nosequé a tu negocio si piensas montar una delegación en el norte…pues ya me dirás como llamamos al niño 🙂

Hace unas semanas, asesoré a un cliente al cuál he realizado la nueva identidad de su empresa en este tema, el cliente traía ya de casa su nombre, el quería llamar a su empresa: Rehabilitaciones San Roque, y aquí expongo además del caso real, otro pequeño-gran error que comen muchos empresarios que actúan por su cuenta sin asesoramiento de marca: resaltar el servicio más que el propio nombre de la empresa.
Tras una charla para conocernos y que me contase su proyecto, lo primero que le dije al cliente es que su empresa tenía que llamarse San Roque Rehabilitaciones, no al revés, ya que estaría dándose a conocer como una empresa de Rehabilitaciones sin más y la sonoridad de la marca no funcionaba.
Le pareció buena idea inmediatamente y tras proceder en la creación de la nueva marca el cliente quedó muy satisfecho y contento con el resultado final.

Es un detalle que suele verse en peluquerías, restaurantes, bares, librerías, joyerías, etc… en sus imagotipos, ponen directamente y mucho mas grande y visible el sector al que se dedican anteponiéndose al nombre de la marca. Con esto lo que consigues es que tu negocio sea eso, una librería, una peluquería etc…sin más, evitando ser reconocida como marca y recordada por destacar en tus servicios o en tu sector por tu nombre de marca.

Otra de las opciones es la de elegir “palabros” tipo Google o Yoigo, son palabras que se generan usando mucho la imaginación y el marketing,
pudiendo extraer de tus servicios o de algún concepto de tu negocio palabras que se retuercen y distorsionan hasta encontrar una forma atractiva, sonora
y legible que resulta llamativa y se convierte en única y muy reconocible.

¿Marca personal o marca general?

Es un tema complejo, depende mucho de que proyecto vas a montar, que aspiraciones y planes de futuro tienes para el, si lo vas a llevar tu solo/a, si quieres o no vincular tu nombre de forma exclusiva a tus servicios, etc…
Como bien dice Laura Ribas en su vídeo dedicado a este tema que os dejo aquí enlazado, y del cuál yo pienso igual, esto tiene sus pros y sus contras, o sus ventajas y desventajas, su matices y sus detalles.

https://www.lauraribas.com/marca-personal-vs-marca-empresarial/

Elegir marca personal o marca general es una decisión que debe ser tomada en pos de tus intereses o de tus objetivos, y de cuan puedas abarcar eligiendo una opción u otra, hace unos días, estuve reunido con una colega arquitecta, que actualmente trabaja desde su marca personal y la cuál me preguntaba si esto era bueno o no, y me exponía que en un futuro puede que tenga socios en su proyecto, con lo cuál trabajar desde su marca personal puede acarrearle ciertos problemas a sus socios si están en un proyecto en común, ya que todo quedará bajo la firma de ella.

Como bien dice Laura Ribas en su vídeo, trabajar con tu marca personal hace que seas tú el protagonista absoluto en todo proceso de trabajo que lleves a cabo, aunque trabajen contigo mas personas con lo que tus clientes te exigirán a ti siempre tu presencia en el proceso del mismo.
Todo esto también es relativo, todos sabemos que Versace es el apellido del fundador de la empresa de ropa y moda pero se entiende que junto a el hay una directiva, costureros, diseñadores y un largo etcétera que conforman dicha firma para poder dar salida a un un proyecto internacional, esto se puede aplicar también a algo mas local, o nacional.

Por otro lado y remitiéndome de nuevo al vídeo de Laura Ribas, trabajar con un nombre de empresa o general hace que puedas trabajar con varias personas y da igual quién haga el trabajo si finalmente el resultado es el que el cliente esperaba, pudiendo haberlo hecho tú o un compañero.

Tener una marca personal te ayuda en muchos aspectos, te das a conocer, si eres bueno o buena destacarás en tu sector y la gente acudirá a ti cuando requieran de tus servicios y siempre puedes tener trabajar en otros proyectos paralelos en los cuáles si se da el caso de que eres bueno o buena en lo tuyo te abrirá puertas.

De cara a las opiniones de tus clientes las habrá buenas y malas, si trabajas con marca personal todo caerá sobre ti y si trabajas desde una marca general no será así aunque bueno hablarán mal de tu empresa. En un sentido inverso, las críticas buenas te harán un gran favor a ti y a tu empresa.

Este es un tema en el que hay que encontrar consenso según tus intereses y el que hay que estudiar bien, desde luego como cualquier opción que elijas en esta vida ninguna quedará exenta de cosas buenas o malas. Por supuesto siempre unas tienen mas peso que otra y por eso siempre hay formas de tomar esta decisión y en la cuál te puedo ayudar dependiendo de todos lo aquí expuesto.

No puedo acabar este post sin hablar de mi caso concreto, que al fin y al cabo es un reflejo de lo aquí ya expuesto, yo tuve este dilema cuando decidí lanzar mi proyecto de estudio y finalmente me decidí por la opción de marca personal, no creáis que es una decisión final, todavía ando dándole vueltas a este asunto y quién sabe si en un futuro lanzaré mi proyecto como marca general o de empresa.
En mi caso y si parecer vanidoso y no es que todo en mi trayectoria sea coser y cantar, tengo enemigos, seguidores y detractores como todo buen hijo de vecino, pero es cierto que llevo en esta profesión 20 años, y esto ha hecho de que mucha gente sepa que David Molina es diseñador gráfico y que me dedico a esto, es algo que me gusta y que me trae mas alegrías que problemas, todo sea dicho, y que no soy yo el único que está detrás de esta “marca”, tengo colegas programadores, colegas dedicados a redes sociales, a vídeo producción, etc…

Como puedes ver el mundo del Naming es tan complejo como apasionante, elegir bien tu nombre de empresa y si trabajar con marca personal o general son decisiones que hay que trabajar para obtener los mejores resultados como marca.

Yo puedo ayudarte en estos procesos, llevo 20 años dedicados al diseño de marcas y he tratado con estas situaciones infinidad de veces, por lo que si te encuentras en algunas de estas situaciones puedes ponerte en contacto conmigo y estaré encantado de ayudarte en esta apasionante aventura de crear tu identidad de marca.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies